Desarrollo Personal: para crear un mundo mejor

Y digo “crear” porque día tras día y de forma conjunta, vamos co-diseñando y co-creando nuestro presente y nuestro futuro, tanto si somos conscientes de ello como si no.

Afortunadamente, la creencia limitante de que “el mundo es así y no se puede hacer nada al respecto” está cambiando y ya hemos visto cómo han ido surgiendo movimientos y cambios sociales, muchos liderados por Millenials, que están cambiando el “status quo” y consiguiendo materializar cambios conscientes en distintos sectores, industrias o áreas del panorama social, empresarial, político o económico de muchos lugares en el mundo.

untitled-design-1-copia

“Todos quieren cambiar el mundo, pero nadie piensa en cambiarse a sí mismo” dijo León Tolstoi. Porque cuando hablamos de cambiar el mundo rara vez mencionamos responsables, y, cuando lo hacemos, nunca somos nosotros, “obviamente”. Pues tener responsabilidad implica posibilidad de fracasar y tenemos demasiado miedo a fracasar y a perder esa sensación de poder y valía personal la cual, dicho sea de paso, no está para nada relacionada con nuestros logros o éxitos, sino en, precisamente, nuestro deseo y capacidad de superación personal, determinación, integridad y contribución. Además de por el simple hecho de ser un ser humano, que creo queda implícito.

– Pero, ¿significa eso que si yo cambio, el mundo cambia?

Para responder a esto, contesto con la frase de Madre Teresa de Calcuta “Si cada uno se dedicara a barrer su propia puerta, el planeta estaría limpio.” Y qué claro y sencillo es el mensaje y, sin embargo, que difícil parece ser llevarlo a cabo. Lejos de hacernos más conscientes y responsables de nuestros comportamientos y actos, o de prestarle tiempo y energía a desarrollar nuestro potencial para compartirlo con el resto y crear un mundo mejor, estamos distraídos, “ocupados estando ocupados”, y dedicando gran parte de nuestro tiempo a la queja, a la crítica y a ver los errores ajenos, eso que tanto le gusta hacer a nuestro ego.

– Bueno, pero entonces… Si yo cambio, pero el resto no, el mundo prácticamente no cambia. ¿Para qué molestarme?

En primer lugar, porque muchos podrían estar pensando lo mismo y estén esperando a que alguien “dé el primer paso”. Aunque, siendo sinceros, ya conocemos numerosas personas que a lo largo de la historia han cambiado para bien el curso de la humanidad con sus valores, creencias y actos positivos y conscientes. Al parecer somos ya profesionales en este aspecto y encontramos todo tipo de excusas y justificaciones para no hacerlo. En el fondo, no necesitamos a nadie que nos diga qué hacer o cómo, pues todos lo sabemos.
Y lo segundo, porque al desarrollar nuestro potencial y compartir nuestros talentos y habilidades estamos dando, directa o indirectamente, permiso al resto a hacer lo mismo, además de mostrarles otra forma de actuar… otra forma de vivir, más consciente, que integra y no excluye.

“Todo cambio empieza con uno mismo”, como bien dijo Mahatma Gandhi. Pero es que no termina ahí. Estamos en continuo contacto con otras personas. Como afirmó el húngaro Frigyes Karinthy con la Teoría de los Seis Grados de Separación, cualquier persona del planeta está conectada con cualquier otra, a través de una cadena de conocidos con no más de cinco eslabones o puntos de unión. Y eso fue en 1929. Me gustaría saber cómo Internet, las redes sociales y otros medios de comunicación actuales pueden reducir esa cadena aún más.

NO DEBERÍAMOS SUBESTIMAR NUESTRA CAPACIDAD DE CONEXIÓN CON EL RESTO DEL MUNDO.

Saber gestionar mejor nuestras emociones y nuestros comportamientos, ser más tolerantes, pacientes, comprensivos y compasivos, comunicar con más claridad, escuchar de forma más efectiva, estar más presentes y atentos, y en muchas ocasiones, una simple sonrisa, un gesto de cariño, o una palabra de ánimo o afecto, puede cambiar el día o la vida a una persona y que, como hace una piedra al caer en un lago, propaga su energía a todo lo que le rodea.

Ya tenemos claras las razones por las que el desarrollo personal es vital. En futuras entradas hablaré de cómo llevarlo a cabo y de qué hacer exactamente para desarrollar todas estas habilidades personales conscientes y positivas… por nosotros, por nuestros seres queridos, por todos.

 

 

Facebook Comments